Debido a la escasez de suelo, el precio de este ha sufrido un continuo encarecimiento. Para paliar en parte este hecho la rehabilitación se ha convertido en una alternativa.

La rehabilitación de edificios está creciendo en los últimos años y de este modo se incrementa el número de viviendas.

Hoy en día, la mitad de las viviendas tienen entre 30 y 100 años de antigüedad y no se habían llevado a cabo las mejoras necesarias en la mayoría de ellas. Por ello, este sector está experimentando una tendencia al crecimiento como consecuencia, sobre todo, del escaso suelo urbanizable disponible, de la escasez del mercado del alquiler, de una legislación favorable que promueve la rehabilitación de edificios a través de ayudas, un buen trato fiscal y tipos de interés subvencionados y por la aparición de graves defectos constructivos en algunos edificios, en particular edificios construidos en las décadas de los años 60 y 70.

Los arquitectos en particular y los expertos en general , han realizado varias llamadas de atención a las administraciones públicas para racionalizar las actuaciones en cuanto a la vivienda, incidiendo en que la rehabilitación de las viviendas es una buena alternativa al actual mercado de la vivienda y añadiendo que el rehabilitar un edificio implica un ahorro energético y de contaminación de un 60% respecto a la construcción de uno nuevo.

Artículos relacionados:

Subvenciones y ayudas a la rehabilitación de edificios